jueves, 15 de septiembre de 2011

VENDRÁ

Tengo miedo…
No sé… ¿que va a pasar? (ese tono tembloroso, solo permitió que apretara un poco más su mano y compartimos el silencio)
Esas fueron las últimas palabras que me atrevo a recordar que escuche de sus labios.
Cabeza rapada, su rostro hinchado sin opacar su azul mirada.
No sé... El medicamentoso olor, el repugnante aroma de la asepsia, del horror, el perfume de la muerte cubriendo todo vestigio de la esencia de esa vida amada.
La bruma del dolor era endulzada con escenas de la infancia compartida y grageas de bellos instantes. Un nudo hecho con las fibras del alma, un pasillo, un estar, un insistente mandato de ser fuerte, de contener, de ayudar; mientras la piadosa muerte cortaba un padecimiento, mil retoños de él nacían.
Un tono gris; blanco y negro, batido de alas. Padecimiento, alivio y compasión, millar de recuerdos y la sensación de ningún futuro, la creencia de ningún futuro. La ilusión de algún futuro, la ilusión que es en sí el futuro.
¿Qué va a pasar? No sé… Tengo miedo…La muerte se ha mostrado, siempre estuvo y yo, no sé…Solo una certeza y una esperanza; vendrá y me encontrara realmente vivo.

Ricardo Guimaraynz

 Lucia Serrano