sábado, 21 de marzo de 2015

DIA INTERNACIONAL DE LA POESÍA - 21 DE MARZO

EN EL ENCUENTRO CON EL GRUPO LEÍMOS A LOS SIGUIENTES POETAS:


ALGUIEN QUE NO TOCÓ LA VIDA
A Miguel Abuelo

..."en la obscuridad del escenario, el último
aplauso, hace de la muerte, un pájaro más"...

Mientras vivíamos entre las aguas, movimientos marítimos
disimularon la herida mortal.
Íbamos perdiendo sangre lentamente, sangre inadvertida.
Nos contábamos cuentos, y hablábamos siempre de nosotros dos,
éramos soberbios.
Cuando yo volvía a imaginar lejano nuestro oleaje embravecido,
me encontraba con encarnizados y hambrientos tiburones, que
sorprendidos por la sirenita, prometían no atacarla.
Él, enfurecido, me hablaba de otros aires, corrientes de lenguajes
primitivos.
Toda su vida eran superficies y alrededores.
Nos unía un deseo desesperado, un amor imposible de ubicar
en el tiempo.
Nos besábamos porque sí, y hacíamos el amor sin motivos.
Él era alguien que no tocó la vida, yo un inexplicable.
Amábamos la unidad de todos los encuentros.
Videncia lúdica construyendo los avatares del espejo.
Esencia creando climas para otras supervivencias.


LUCIA SERRANO - del libro "BLUES PARA LA CORONA"
Poeta y psicoanalista. Nació en Buenos Aires, Argentina. Miembro de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero Internacional. Tiene seis libros de Poesía publicados y algunos trabajos teóricos de Psicoanálisis en diferentes diarios y revistas del mundo. Entre sus publicaciones se encuentran: “BLUES PARA LA CORONA”, “MISTICA DEL CAOS”, “LA INEPTITUD DE LOS VAMPIROS”, “DIALOGO ENTRE EL LOCO Y EL POETA”, “SUEÑOS DE LA PRISIÓN”: Primer Premio de Poesía (ex aequo) otorgado por la Asociación Pablo Menassa de Lucía en su tercera convocatoria, y “CARAMELO”. Coordinadora del Grupo de Escritura Tigre de la Escuela de Poesía Grupo Cero. 

CORAZÓN NEGRO
Corazón negro.
Enigma o sangre de otras vidas pasadas,
suprema interrogación que ante los ojos me habla,
signo que no comprendo a la luz de la luna.
Sangre negra, corazón dolorido que desde lejos la envías
a latidos inciertos, bocanadas calientes,
vaho pesado de estío, río en que no me hundo,
que sin luz pasa como silencio, sin perfume ni amor.
Triste historia de un cuerpo que existe como existe un planeta,
como existe la luna, la abandonada luna,
hueso que todavía tiene un claror de carne.
Aquí, aquí en la tierra echado entre unos juncos,
entre lo verde presente, entre lo siempre fresco,
veo esa pena o sombra, esa linfa o espectro,
esa sola sospecha de sangre que no pasa.
¡Corazón negro, origen del dolor o la luna,
corazón que algún día latiste entre unas manos.
beso que navegaste por unas venas rojas,
cuerpo que te ceñiste a una tapia vibrante!

Vicente Aleixandre
Poeta español, nacido en Sevilla el 26 de abril de 1898 y fallecido en Madrid el 14 de diciembre de 1984, considerado uno de los grandes poetas españoles del siglo XX. Perteneciente a la Generación del 27, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1977.


"TRÁNSITO"
POEMA # 46
Esta mañana de otoño, mi huésped ha llegado a mi puerta.
¡Canta, corazón mío, canta la bienvenida!

¡Que tu canción sea la canción del azul iluminado por el sol,
del aire húmedo de rocío, del oro exuberante de
los campos de mies; la de la risa del agua sonora!

O, si no, estate un rato callado, ante él, mirando su
cara, y luego, deja tu casa, y vete con él en silencio.

Rabindranath Tagore
(Rabindranath Thakur, Calcuta, 1861 - Santiniketan, 1941) Escritor indio. Poeta filósofo del movimiento Brahmo Samaj (posteriormente convertido al hinduismo), artista, dramaturgo, músico,novelista y autor de canciones que fue premiado con el Premio Nobel de Literatura en 1913, convirtiéndose así en el primer laureado no europeo en obtener este reconocimiento.


ÚLTIMA VOLUNTAD
...y pido únicamente
que cuando se abra
mi testamento
(hecho en papel de estraza, por supuesto)
y yo me escape de las cosas
y se quiten las tapas de las ollas
y afloren las verdades como
murciélagos tardíos,
mis hijos sepan que no he vivido sólo
para escribir poemas (de confites,
como sostienen
mis buenos enemigos) sino que he trabajado
con rabia a la mañana y a la noche
y al alba y al crepúsculo, a la siesta
y al mediodía, entre papeles
sellados y deudores, jueves y secretarios
y mentiras, coimeros y colegas con faltas
de ortografía
y enanos escondidos
en el sombrero, contratados
para soplarles latinazgos.

Ruego que entiendan que no es fácil
vivir de esta manera, y que a veces costaba
pagar el pan
y pagar un poema
con un domingo.

Y ya que estoy
redactando mis lúcidas últimas voluntades
dejo a Mercedes
mi biblioteca, a Amparo el júbilo que tuve,
a Eleonora mi total
asentimiento para
que junte aplazos
bellos como duraznos
y compañeras que se rían
de los señores profesores
y la Ley de Coulomb.
A Gusty mi estupenda colección
de ilusiones, y a Paula mi legado especial
para que compre
trescientas bicicletas.
Y a mi mujer, la parte que ella elija de mi alma.
Además, finalmente, y tal como se estila
ahora, dono
mi córnea izquierda para un ciego
y la derecha para el primer lince
que aparezca en mi tumba.

Gustavo García Saraví
(La Plata, 1920 – Buenos Aires, 1974). Abogado, egresado de la Universidad Nacional de La Plata en 1948. Primer Premio de Literatura de  la Pcia. de Bs. As, 1952; Premio Internacional de Poesía otorgado por el diario La    Nación, 1962; Segundo Premio Municipal  de Poesía, 1972; Premio Regional y Nacional de Poesía, 1974–1977; Premio    Internacional de Poesía Leopold Panero, 1981;  Premio José Luis Núñez, Sevilla, España, 1981; Diploma al Mérito de la    Fundación Konex, 1984.  Ciudadano Ilustre de la ciudad de La Plata y Huésped de Honor de la ciudad de Posadas.

15 de enero de 1978, Madrid
Querido:
La historia del hombre es una larga historia,
una especie de pájaros entre pájaros,
todo vuelo y misterio,
todo lejanía,
y sin embargo,
el mundo es uno solo.
Relativo,
sólo en sus confines,
en los límites con la nada todo sistema se hace relativo,
huye de sí y lo sabe,
no tiene escapatoria,
pero a esos confines,
no llegó ningún hombre,
por ahora,
el mundo es uno solo.
Ahora,
intento reponerme. Estoy convencido,
los dioses me molestan menos que los neuróticos,
si no podemos ser hombres,
por lo menos seamos dioses.
Lo peor del neurótico,
su sorda manera de repetir.
Su boca siempre abierta.
Su incapacidad para ser otro.
Su veleidad.
A mí cualquier tontería me hace bien,
a veces pienso que debería ser más exigente,
pienso,
que ciertos vaivenes de mi ser son absolutamente innecesarios,
sé por otra parte,
que lo innecesario,
en 100,
150 años,
puede llegar a producir algún daño irreparable.
Tengo en este momento,
una especie de infierno entre mis manos.
Soy,
el apocalipsis del sentido,
una alteración definitiva del orden.
Tengo,
la posibilidad de la metamorfosis,
soy humano.

Miguel Oscar Menassa

De “Grupo Cero ese imposible y Psicoanálisis del Lider

Nace en Buenos Aires en 1940 y llega a  Madrid en 1976. Es Médico, Psicoanalista, poeta, pintor, editor, letrista de canciones,  actor y productor de cine, escribe y dirige guiones cinematográficos. Fundador del Movimiento Científico Cultural Grupo Cero en 1971 y de la Editorial Grupo Cero en 1974. Su máximo aporte a la escritura es la conjunción Poesía y Psicoanálisis. Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010. Actualmente dirige la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero.