viernes, 1 de mayo de 2015

EFEMÉRIDES DE ABRIL: LEÓN FELIPE (1884-1968)



León Felipe Camino García de la Rosa, nació en Tábara, un pueblo de la provincia de Zamora, España, el 11 de abril de 1884. A los dos años se mudó con su familia a otro pueblo: Sequeros, provincia de Salamanca, un paraje castellano que amaría toda su vida y al que volvería muchas veces.
         En 1893 el padre asciende de categoría en su carrera de notario y la familia se traslada a Santander. Allí León cursa los primeros estudios y el bachillerato y, ya a los 16 años, dirige un teatro de estudiantes. Pero su gran sueño es vivir en Madrid, escenario central de las artes, y hacia ahí se dirige, aunque con una excusa que no despertara la oposición de sus padres: estudiar la carrera de farmacéutico. En Madrid, se fascina con el teatro y descubre a Shakespeare y a Goya, pero a la muerte de su padre, termina sus estudios y vuelve a Santander para hacerse cargo de su familia.
         Pocos años después, ingresa en una compañía teatral transhumante  con la que recorre el país y decide dividir su año en dos tiempos: durante los inviernos se instala en Madrid y el resto del año vive como regente de farmacia en varios pueblos castellanos. En esta época, empieza a escribir sus primeras poesías, que formarán luego sus Versos y oraciones de caminante, publicados por primera vez en la revista España, de Madrid.
         Su espíritu itinerante no puede estarse quieto: viaja a África y reside dos años como administrador de los hospitales del golfo de Guinea. Luego se embarca en el Cristóbal Colón hasta Veracruz y allí se queda, aunque su meta era Nueva York.
         En México, traba amistad con los intelectuales más representativos y se enamora de la que luego sería su esposa: Berta Gamboa. Se casan en Brooklyn y, al día siguiente, el poeta ingresa como profesor de español en la escuela Berlitz. De 1925 a 1929 está a cargo de la cátedra de lengua y literatura española en la Universidad de Cornell, escribe el segundo libro de Versos y oraciones de caminante y comienza a trabajar como traductor.
         En 1933 pasa a la Universidad de Las Vegas, en Nueva México, y poco después se instala en Panamá, donde se une a la emoción lírica y la protesta de los intelectuales.
         Regresó después a México, donde vivió siete años, y donde escribió gran parte de sus obras (El hacha, Español del éxodo y del llanto, Drop a star y Ganarás la luz, entre otras). Compuso, además, varias recreaciones de las obras de Shakespeare.
         Conoció muchos países americanos: Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Chile, Argentina… En todos hablaba, recitaba y predicaba, y despertaba idénticos fervores. Murió en 1968, en México.


                                     ¡QUE PENA!

¡Qué pena si este camino fuera de muchísimas leguas
y siempre se repitieran
los mismos pueblos, las mismas ventas,
los mismos rebaños, las mismas recuas!

¡Qué pena si esta vida tuviera
–esta vida nuestra-
mil años de existencia!
¿Quién la haría hasta el fin llevadera?
¿Quién la soportaría toda sin protesta?
¿Quién lee diez siglos en la historia y no la cierra
al ver las mismas cosas siempre con distinta fecha?
Los mismos hombres, las mismas guerras,
los mismos tiranos, las mismas cadenas,
los mismos farsantes, las mismas sectas
¡y los mismos , los mismos poetas!
¡Qué pena,
que sea así todo siempre,  siempre de la misma manera!

                                                                               León Felipe


Publicado por Jorge Montironi.