lunes, 25 de mayo de 2015

POEMAS DEL GRUPO DE ESCRITURA TIGRE - SÁBADO 16 DE MAYO 2015




TE BUSCAN LOS CAMINOS

Mientras espero,
que la línea de tiempo
atraviese mi ser,
te buscan los caminos
entre las sombras del viento.

                                         Norberto Demarco





QUERIDOS:

            Mi ausencia, inquieta mi ser entre seres de barro y mis huesos se vuelven nada. Sin renunciar a los caprichos del puro silencio, romperé las grillas de la duda y no habrá extraños.


                                                                                                     Norberto Demarco





QUERIDO:

            Es curioso como uno va sintiendo el paso del tiempo, con el paso del tiempo. Así es como con los otros lugares, digo del inmenso patio ante nuestro corazón niño o de las horas o días antes de algún festejo infantil deseado.
Te digo amigo que las dimensiones cambian a nuestro cambio, que el dolor mortífero de un hoy puede ser solo la marca de un nuevo crecimiento,  un nuevo viaje a otro nuevo lugar amado, nada vivo tan sólido hoy, pues algo la vida me ha enseñado. Me prepara, nos prepara, nos amasa si lo permitimos con un germen leudado, nos hornea a viva flama, nos devuelve a otros, nos recrea en otros, así como nosotros recreamos.
Que sea pronto amigo, que ante un vino estrechemos nuestros pensamientos, nuestras manos. El mundo es hoy  nuestro nuevo patio,  parecido en algo, al de baldosas calcáreas, donde al finalizar la tarde jugábamos.
                    Te abraza Ricardo

                                                                                                   Ricardo Guimaraynz




TE BUSCAN LOS CAMINOS

Infiel al reptar dado,
juegas pisadas en el pedregal.
Vas al mundo  ¡qué más da!
ríes pasos sin  atrás.

Acaricias el suelo sin huellas,
renaces a otro rostro en otro lugar,
estar vivo es simplemente andar.

Juega al muerto y hastío obtiene;
quien se aferra y se cree un lugar.
 La vida son elecciones,
el espíritu se recrea, crea a voluntad.

Te buscan los caminos,
vive, sueña, construye,
esa es la humana potestad.

                        
                               Ricardo Guimaraynz





TE BUSCAN LOS CAMINOS

En las tórridas tardes,
en las brisas invernales
en todos los tiempos
sigues la impronta del destino,
caminante, tu fuerza es la búsqueda,
llegar no es relevante,
el camino decide, olfatea, te empuja
sin miramientos.
Siempre hay caminos nuevos hacia
la vida, hacia la muerte,
caminante, esa es la consigna hasta el final,
hasta la última gota de energía de tu mágica vida.

  
Edgardo D’Alvia




QUERIDA:

            Mis desvaríos son tan míos que no puedo negarme.
            Mas sé que casi te he perdido.
            Los salvajes aullidos de dolor solo se calman en la desesperación de lo inalcanzable.
            Tu amor me embriaga tanto que a veces no puedo sostenerme en pie.
            Los recuerdos de la pasión se mezclan con los dolidos ayes del olvido.
            Tal vez no pueda alcanzarte y mi voz se ahogue para siempre en los gritos sordos del pasado.

                                                         Aún te ama

                                                                                         
                                                                                       Edgardo





POR UN INSTANTE SE HACE HUMANO

Un susurro entre los árboles

detiene al caminante,

deja de abrumarse con la pena,

de afanarse en su sordera,

de perseverar  en las  razones,

de insistir en ganar… ganarte.


La naturaleza lo conmueve

por un Instante se hace humano,

reconoce un ayer ,  esta mañana,

quiere a más no poder elegir,

decidir, acertar en la sonrisa .


Abandonar de una vez para siempre

su pose de estatua elegante.


Lo buscan los caminos…

esta vez podrá con su ceguera.


                                                       Nora Cóliva





QUERIDO:


           En este silencio, casi eterno, es donde vuelvo a elegirte. Poco empalabrado puede ser casi un insulto y sin embargo dices eso poco que dices con tanta dulzura…

¿Sabes? Es mi corazón quien escucha tus susurros.

           En la vuelta cósmica de algún encuentro posible imposible, tú y yo nos rozamos suavemente. Es allí, en ese instante mínimo donde se me enciende el alma.

           A ese vértice incierto vuelvo una y otra vez,  es mi esquina preferida y tú.


                                                                                                                              Nora





TE BUSCAN LOS CAMINOS

Danzando entre cuerdas
atraviesas el tiempo
impulsado por el vértigo,
sostenido en las miradas
de aquellos que esperan
el triunfo de tu caída.
Atestado de neón
te deslizas a través de los sueños
de quienes jamás se atreverían
a surcar dos mundos.
El eco del abismo siempre te ha enamorado
deberás detener tu mirada en el horizonte
porque aún es tiempo de seguir danzando:
te buscan las estrellas
en las que se ha reflejado tu humanidad,
te busca el horizonte
en el que posas tu mirada,
te buscan los caminos
que anhelan ser construidos,
te espera tu deseo
en la próxima cuerda.

                                                          
                                            Patricia Dizanzo



QUERIDOS:
            Embriagada por el son de sus versos, durante tres años, tejí la red para enamorar a los fantasmas que me distraen de mi deseo. Soñé con transformarme en un poeta capaz de gestar verdes letras en mi alma. Y así, entre poemas inéditos y miles de palabras, preparaba los cimientos en los que fuera posible abrir la puerta y dejar que mi poeta salga a trabajar.
            Batallando contra la expresión de mi propio cuerpo habitado por sombras, decidí navegar hacia la tormenta, sin la certeza de encontrar el horizonte detrás de los relámpagos. El poeta advirtió: “La deriva solo es un rumbo para un buen navegante”. Y entre olas de recuerdos el viento me susurró un “Cuento quejoso” de “Memoria verde” mientras viajaba en “El mar infinito, y su barcaza fea” me acompañó sabiendo que “Otras quimeras” podrían nacer de aquella tempestad, entonces secundada por un “Documento de sal” cual vela en el mar embravecido, fui hacia la tormenta sabiendo que si hoy “Amanece la furia” “Mañana será otro día”. Y allí, la calidez del sol me vio despertar arribando a destino.
            Habitar en una multitud es algo espeluznante para mí. La suspensión del silencio, mi gran compañero, ha marcado surcos en mi alma, y es allí donde sus verdes letras han sembrado lo más bello que ha podido soportar mi ser, la poesía.
                                                                                                                                                                                                                                              Patricia Dizanzo
  


TE BUSCAN LOS CAMINOS

Inquietante amanecer bajo el fondo

de una luna que ya se fue,

vacío sublime donde

la creación y el espanto,

son esa pareja de baile,

kilómetros de asfalto.


Quise escapar de mis silencios,

aprender a volar,

conjugar los verbos,

colgar una vieja idea de ningún lugar

y salir a respirar,

sin ánimos de querer enfrentarte.


Hay algo de mí que no está,

nunca esta, y cuando trato de buscarlo,

siempre me encuentro entre mis angustias,

tristezas y soledades, la llave que abre

un destino, algo nuevo que aun no existe.


Por eso, en cada paso,

cada nueva respiración,

una voz me vuelve a decir:

te buscan los caminos…



                             Leandro Briscioli Serrano




QUERIDA:

Por momentos siento que átomos violentos de verdad,

acarician la piel del futuro

y cada paso hacia atrás,

es un volver a encontrar la luz que esa mañana me cautivo.



Recuerdo verte de pie, apoyada en el muro de una calle oscura.

Recuerdo tu nombre tatuado en mi mirada, los impulsos imposibles del silencio,

como se caían las ideas y florecían en palabras.



Salvaje como la noche,

apareciste entre mis manos y ya nada fue igual.



                                                                                          Leandro Briscioli Serrano




TE BUSCAN LOS CAMINOS
Te buscan los caminos
sobre el hielo lúgubre
de pisadas perfectas
cambiando el destino
de una luz siempre
a punto de apagarse
por la torpeza
de bestias laberínticas
susurrando al oído
alguna tragedia evitable.
Diamante bruto
que perforas el horizonte aciago.
Olas de ultramar
tragándose el infinito
frente a todos los arpegios
de sueños imposibles.
Nos acompañarán las sombras
de millones de muertos
en nombre de dios y sus adláteres.
Sin piedad,
la mano del verdugo será cortada.   

                                       Jorge Montironi

  

QUERIDA:
            Entre los mantos azules del tiempo, he encontrado un nuevo y luminoso testigo de lazos que siempre albergan nuestras alforjas de sueños. Escritos de otros tiempos, libros de otros tiempos, delirios de otros tiempos hoy hechos realidad.
            La simpleza de sus delineamientos da para el sustento de muchos otros. Plan para quien ama las flores, la tierra que seca las manos labriegas, el agua que da vida a la vida. Vamos por el sol de los encuentros y el resto de los sin nombre que entre las sombras derraman deseos atónitos frente a nuestro seguir implacable, sin peligros.


                                                                                                           Jorge Montironi






CADÁVER EXQUISITO REALIZADO POR LOS INTEGRANTES DEL GRUPO DE ESCRITURA TIGRE:

Leandro Briscioli Serrano
Jorge Montironi
Nora Cóliva
Ricardo Guimaraynz
Edgardo D´Alvia
Patricia Dizanzo
Norberto Demarco




Hoy, no tengo ni deseo tener, sangre de estatua

Frío entre mis manos, la sangre desaparece
y este verso que es de tu piel sin tu piel,
acaba derrotando mis mañanas,
en esa distancia imposible
entre nosotros dos.


El sol no vendrá por ti,
aunque sonrías tontamente;
la partida está jugada.

Es demasiado tibio mi interior para esa empresa.

Carmesí mi sangre,
será polvo luego del vuelo,
será ave en palabra,
silencio en alguna tierra
y voz en algún recuerdo.

Quiero que mis ríos
de sangre roja y caliente
fluyan sin descanso sembrando vida.

Y la calidez capaz de hospedar al amor.

Será imposible olvidar
los pasos construidos por el deseo.

                              
                               Grupo de Escritura Tigre



Publicado por Patricia Dizanzo



safe creative: identificador: 1503283703211
copyright todos los derechos reservados