domingo, 5 de abril de 2015



ESCOLLOS DEL CAMINO CAPITÁN

Veía los navíos en la aurora.
Veía perfumados llanos que ya no existían.
Veía surcos, arrugas en la mente, trozos.
Regiones inhóspitas donde sólo vive el poeta.
Hasta los huesos sangran. Escollos del camino capitán.
Exploradores intentando descifrar una lengua.
Confusiones diversas en puertos extranjeros.
Las islas que yo veía eran de oro falso.
La gran palabra deberá ser la que enmudece.
La muerte es esa esfinge dominada por sus propias cenizas.
Profundidades y extensiones.
Tracé la línea de combate y entre equívocas sonrisas,
                                                    confundí tierra firme.
Llegué casi a no necesitar la luz.
Postales en mis ojos, universos, te buscaron capitán
                                                        hasta dar contigo.
Mujer noctámbula, no teme que la oscuridad haga de los
                             campos sembrados, baldíos cenagosos.
Hay semillas destinadas a germinar entre las piedras.
Que el monzón no llegue antes de que crezcan.
Temblarán las nubes y todo el cielo agasajará nuestros pasos.
Velas encendidas de secretos.      

LUCIA SERRANO (del libro "CARAMELO")